La Bira es una prueba que, año a año, ha ido conquistando un espacio propio en el calendario internacional a la vez que un indudable prestigio del que es testimonio el altísimo número y nivel de la participación. En la edición del 2013 participaron 120 ciclistas procedentes de 20 países y 10 comunidades autónomas del Estado, entre los que se encontraban cinco campeones paralímpicos y buena parte de la elite internacional.
El formato de la prueba, el hecho de que esté abierta a todas las categorías de discapacidad y el ambiente deportivo y competitivo de la misma la ha ido consolidando en el calendario nacional e internacional.